Noticias falsas

Noticias falsas o Fakenews

La utilización de internet en nuestras vidas de manera casi permanente, ha traído varios beneficios, es verdad, pero en contraparte, ha generado varios problemas, uno de ellos, es una crisis de la verdad.

Los chismes o noticias falsas han inundado internet y uno de sus principales vehículos se llama Faceboook, esta red que si no pone límites, podría convertirse en “Fakebook“. Recuerdo hace meses comentarios de mi hermana mayor diciendo convencida que el viernes de esa semana mi sobrino no iría a la escuela porque en Facebook había visto que se suspendían las clases. No recuerdo el motivo que se alegaba pero me preocupaba que tomara como verdad algo que “había visto en Facebook”, en qué momento esta red social se había vuelto un “medio de comunicación” o ¿un poseedor de la verdad?, ¿operado por quién? ¿por los usuarios?. Ya sabemos que no nos gusta “ler”, pero si no lo hacemos, estamos destinados a creer todo lo que digan los titulares de Facebook.

El problema ha escalado y ya no son los chismes sobre si hay clases o no en la escuela de mi sobrino. Diariamente leemos una cantidad enorme de supuestas noticias que la gente comparte tan solo por el titular, sin siquiera leer un poco más de esa nota, ya no se diga comprobar la veracidad o fiabilidad de la fuente o contrastar la noticia en otros medios, si la noticia suena escandalosa, o genera controversia o disgusto es muy fácil que la compartamos y seamos también vehículo de una propagación de mentiras disfrazadas de “noticias”.

Recuerdan aquella noticia que mencionaba que habían matado al estudiante que había confrontado al Presidente Peña Nieto en un discurso? o más reciente aún? ¿que habían castigado a la niña que corrigió al Secretario de Educación por decir “ler” en lugar de leer?. Como este ejemplo hay decenas cada día, de sitios tan poco fiables que su propio nombre las delata.

El problema no es exclusivo de México y en las recientes elecciones de Estados Unidos se ha mencionado que este tipo noticias y sitios de noticias falsos influyeron de gran manera en la desacreditación de uno y otro candidato, que si Hillary había pactado con terroristas, que si Trump había abusado de alguna secretaria; mucha gente ha acusado a Mark Zuckerberg de que Facebook propague un sinfín de publicaciones falsas y el CEO de Facebook asegura que tan solo un 1% de la información que se difunde en esta red social es falsa, nosotros creemos que es más, pero sabemos que no es solo Zuckerberg quien tiene la solución a este problema. El portal de noticias www.theverge.com señala que un 62% de los norteamericanos se informan mediante las redes sociales y enlista una serie de criterios a tomar para identificar este tipo de notas falsas.

Facebook ha emprendido acciones en contra de la propagación de contenidos que violan derechos de autor tanto en música, en video, o de otras índoles, y se les ha encargado revisar la manera en que sus “trending topics” son mostrados y que no sea solo una manera automatizada la que arroje esos resultados. Tanto Facebook como Google han anunciado que, al menos, los sitios considerados como fuente de noticias falsas no podrán utilizar sus servicios de anuncios, restando un poco la propagación de estas notas. Sumada a esta acción, este año el despliegue de publicaciones procedentes de fanpages fue relegado a un segundo término a la hora de navegar en nuestro muro de noticias, dando prioridad a nuestros contactos en este “timeline”, sin embargo, tampoco podemos fiarnos de que nuestros contactos sean muy críticos a la hora de compartir ciertas notas.

¿A quién benefician las noticias falsas?

Desde luego que puede haber muchos motivos, desde políticos, hasta ociosos, pero la generación de “noticias” con alto rating, escandalosas, alarmantes, indignantes, genera “tráfico” y el tráfico se ha convertido en una especie de moneda en internet. Miles o millones de visitas significan, eventualmente clics a los anuncios que se encuentran en estas páginas. Los centavos multiplicados por millones significan facturas que pueden ser de cientos a miles de dólares mensuales dependiendo del éxito del website. Quizá con ello entiendas por qué eldeforma.com se beneficia con las decenas de noticias inventadas, al igual que muchos otros websites que no son regulados.

El criterio es una de las mejores herramientas, en un momento en que cualquiera de nosotros puede ser considerado un medio de comunicación con herramientas para propagar nuestros punto de vista, ideas, aversiones, etc. el sentido común es una herramienta clave para discernir una verdad de una mentira.

Recomendaciones

Las noticias falsas no se limitan a Facebook, están en todo Internet.

Los títulos sensacionalistas son una alerta clara.

Checa la calidad de la fuente que la contiene, y también si esto es algo que diferentes fuentes de noticias creíbles han comentado. Por ejemplo verifica si periódicos como El Universal, El financiero, o cualquiera que tiene una edición confiable publica algo al respecto.

En esencia, hay que ser crítico y atender al sentido común al leer y compartir contenidos en nuestras redes.

S.R.

Deja tu opinión

comentarios